Las PERSONALIDAD de tus hijos están ampliamente ligadas a su orden de NACIMIENTO. ¡Descubre cómo!

Algunos expresan: Que todos los hijos son iguales pero cada uno tiene diferentes personalidades. Y cuando se tiene hermanos, posiblemente en algún momento te has preguntado el por qué eres tan diferente a tus hermanos.

Te digo que ya tienes la respuesta a tus incógnitas. El psicólogo Kevin Leman poner en claro los efectos del orden de nacimiento desde 1967 e hizo publicó los resultados de sus estudios en el “El libro del orden de nacimiento: ¿ El Por qué tú eres cómo eres?”

El Dr. Leman pertenece a un grupo de psicólogos que creen que el orden en que nacemos es un factor transcendental en el valor de nuestro temperamento.

Ser el hermano mayor, el que le sigue, o el pequeño, por lo visto tiene mucho que ver con tu personalidad. Es algo así como la interacción que tienes con tus hermanos o también la manera o el trato que te dan tus padres.

Cuando se tiene el primer hijo, ellos vienen al mundo con padres sin experiencia, es por ello que podemos decir que es como un estreno y van a experimentar como ser padres. Y depende de la crianza que les den al niño se convertirá en un “ensayo y error”. Pero el primogénito tiene a su favor que gozan de toda la cuidado de sus padres, aunque los padres deben estricto y más juiciosos con ellos. Y esto conllevar al hijo mayor a convertirse en un modelo a seguir..

Y Cuando llega un segundo niño la actitud los padres comienzan a cambiar. Claro está tienen experiencia y ya saben y bueno y lo malo para el niño y no son tan estrictos. Automáticamente el segundo niño recibirán menos atención, en vista que sus padres deben dividir el tiempo y también la energía porque ya son dos. Usualmente esto hace que el segundo hijo sea más encantador y así logre el consentimiento de quien lo rodea. Además, no tiene mayor preocupación en la perfección como su hermano mayor.

De acuerdo con esto, podemos conocer los siguientes rasgos de personalidad según el orden de nacimiento:

Son los “líderes de la manada”. Se destacan por ser dignos de confianza; son muy conscientes, estructurados, cautelosos y están siempre orientados al logro. En general, se convierten en una especie de “mini-adulto”, ya que la responsabilidad de muchas cosas a menudo recae sobre ellos y no sobre sus hermanos más pequeños.

Hijo Mayor:

Son los “líderes de la manada”. Son destacados por ser merecedores de la confianza; son muy consecuentes, reservados y en todo momento están orientados al logro. En lo habitual, y casi se comportan como un “mini-adulto”, en vista que las mayorías de las responsabilidad recae sobre ellos y mas no así sobre los hermanos más chicos.

Hijo de en medio:

Y cuando hablamos de que no ser ni el mayor ni el menor, los chicos se sienten un poco incomprendidos en la familia. Sin ermbargo ellos, luchan por “dejar huella” y hacerse notar. También suelen tener un gran círculo social, aunque pueden ser un poco rebeldes.

El último en nacer:

El menor en la familia siempre es más libre, más animoso en comparación con sus otros hermanos. Y este último por lo general es más complicado, le gusta divertirse y es comunicativo, aunque también es manipulador, y siempre consigue lo que desea y trata de llamar mucho la atención del resto de la familia.

¿Qué tan bien se ajustan a tu personalidad estas descripciones? Te invito a que compartas esta nota con tus padres, hermanos y tus amigos y analiza si su orden de nacimiento coincide con su personalidad.

No olvides dejar tu comentario, compartir y regalarnos un gran Like! para que podamos seguir trayéndote aún más información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *