Los 5 tipos de V@GIN@ que existen en el mundo y cómo estimular cada una

loading...

¿Podría existir un instante más incómodo que una visita al centro de salud por quedarte “pegada” a los genitales de tu novio? Si bien no lo creas, este incómodo instante existe y muchas poco afortunadas parejas lo han vivido. El extraño fenómeno tiene por nombre penis captivus y es cuando la vqgin@ “apresa al p3n3” de forma que queda “atascado” y, sencillamente, este no puede retirarse.

Conforme los especialistas, este accidente se debe a las contracciones y dilataciones que los dos miembros sexuales producen a lo largo del coito; algo sale mal en algún instante y, sin más ni más, el falo queda dentro sin poder salir.

Aparte del poder de “enganchar” que las v@gin@s tienen, esta zona femenina cuenta con otras increíbles cualidades que frecuentemente se ignoran. ¿Qué tanto sabes sobre la vqgin@?, ¿sabías que existen diferentes tipos conforme su tamaño y composición?

Mas primero, debemos rememorar que v@gin@ no es homónimo de vulv@; la primera es el órgano interno y la vulv@ es la parte externa de ella. O sea, lo visible: es el monte de Venus, los labios externos e internos, el cl1tor1s y el agujero uretral.

Si bien las películas p0rn0 nos han hecho pensar que todas y cada una de las vulv@s son idénticas, existen tantas diferencias como los son las mujeres en el planeta. Ciertas cualidades son más perceptibles que otras; ciertas cambiarán en tono muscular, en color, en anchura, en lo largo y, claro, en su composición.

Grandes labios

Los labios menores y mayores son extensos y el cl1tor1s está cubierto por un grande capuchón. Solamente en algunos casos, los labios mayores cubren casi todo. Esto no dificulta ni tampoco imposibilita un gran 0rgasm0, sólo hay que tratar de estimular la zona para poder descubrir la carnosidad.

Mariposa

Los labios menores son grandes y están muy abiertos; en ciertos casos, los labios mayores son larguísimos y grandes mas no cubren completamente a los menores. Hay que hacer apreciar que el tamaño de los labios no es equivalente a la capacidad de placer.

Cortina

Los labios menores son de tamaño desprendido con lo que sobrepasan los límites de los mayores, dando la impresión de una cortina. En dependencia de la altura de los labios menores, la “cortina” salida va a poder cambiar en ondulación. Además de esto, es posible que el tamaño de los labios cambie y que solo destaque el derecho o bien el izquierdo.

Ojo cerrado

Estas vaginas son las que todo el planeta considera que son más frecuentes, si bien no lo sean. Los labios menores son estrechos y están bien “guardados” en los mayores, que tampoco son amplísimos ni alargados.

La manera y el tamaño no tienen relación con la capacidad de placer. Sin importar un mínimo su ubicación ni su tamaño, el cl1tor1s con sus ocho mil terminaciones inquietas guarda en sí un solo propósito: proveer de gozo y sea como sea la manera de los labios, este debe estimularse. No obstante, todas las vulvas tienen un espacio sensitivo que se puede acariciar para lograr máxima satisfacción.

Ahora bien, solo el setenta y cinco por ciento de las mujeres llegan al clímax por p3netraci0n, tengan la manera de v@gin@ que tengan. La doctora Hilda Hutcherson,una ginecóloga de la Universidad de Columbia, explicó para la revista de HuffPost que la mejor forma de alentar es buscando el Punto G. Esto puedes hacerlo misma o bien con tu de la siguiente manera pareja:

-Con la palma tu mano cara arriba, introduce los dedos de la victoria anteriormente lubrificados y trata de extenderlos cuando llegues al cérvix.

-De forma cuidadosa, retíralos un tanto masajeando la cavidad superior de la v@gin@.

-Cuando exista más excitación, las paredes naturalmente se dilatarán y vas a poder flexionar los dedos en exactamente la misma dirección, llevándolos cara atrás y adelante como haciendo una señal de “ven aquí” conforme aumente la excitación, podrías acrecentar el ritmo y la intensidad.

Este procedimiento te va a dar buenísimos resultados y, de paso, vas a poder conocer la manera de tu vulv@ y las zonas que te agrada alentar más que otras.

Todo parte de conocerse a sí misma. Muchas mujeres tratan de ignorar que existen diferencias y para ello se realizan cirugías estéticas para cercenar su cuerpo. Por ejemplo, La cirugía de labiaplastía: en la mayoría de los casos, trata de buscar reducir el tamaño de los labios menores para que estos puedan quedar dentro de los mayores y dar a éstos una apariencia de firmeza. ¿Vale la pena amputarse sólo por pensar que esto es realmente estético?.

Si el contenido de este post fue de tu agado no olvides darle lake y compartirlo con tus amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *