Los padres esta niña creyeron que le daban dulces y al darse cuenta lo que era fue llevada al hospital

Hola bienvenido a este blog, en este artículo te mostraremos un caso que nos muestra que debemos tener un cuidado extra con lo que comen nuestros hijos.Te invito a que leas el artículo completo.

Todos los padres por experiencia o sentido común deben estar al pendiente de lo qué sus hijos pequeños se llevan a la boca.
Y aunque estos padres residentes de Suqian, China, no han sido descuidados con su hija, conocida con el seudónimo de
Xin, pusieron en peligro su vida sin darse cuenta.
En Febrero, la madre había salido al supermercado y le compró a su hija lo que ella creía: eran dulces.
Xin estuvo consumiendo el producto sin que su madre lo hubiera probado anteriormente, pero cuándo la madre decidió probar uno, lo sintió muy duro y elástico e inmediatamente lo escupió y se apresuró a llevar a su hija al hospital. Para esto, Xin ya había consumido alrededor 280 bolitas que parecían dulces.
Al observar detenidamente el producto resultó que no eran dulces, en realidad eran unas bolas de goma qué sirven para decorar jarrones y funcionan absorbiendo agua.En China a esas gomas se le conocen comúnmente "bebés de agua". 


Afortunadamente los padres reaccionaron a tiempo después de darse cuenta de su error y llevaron a Xin a la clínica.Los doctores de Xin pudieron darle un medicamento qué le ayudaría a expulsar las gomas. También le prohibieron tomar agua el tiempo requerido para evitar qué estas pudiesen expanderse. El siguiente día después del inicio de su tratamiento, casi 300 bolas de goma salieron del cuerpo de Xin. 
Estos padres tuvieron mucha suerte y aunque su intención sólo fue darle dulces a Xin, no es correcto de su parte alimentar a su hija con gran cantidad de dulces aún siendo estos comestibles.
Ahora señalan qué serán más cuidadosos lo que le dan a su hija a partir de ahora.

Espero que te haya gustado este artículo, y te haya sido útil.
Comparte esta información con tus conocidos, te lo agradecerán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario