Ahorrar es posible con estos 6 métodos.

Probablemente tengas el síndrome de desorden financiero, y no lleves un con control de los gastos e ingresos que percibes. 
Hay veces que hacemos gastos excesivos y no necesariamente por caprichos.Estos gastos pueden convertirse en una enfermiza obsesión y a la vez tú economía no estará muy a tu favor.
En ocasiones compramos objetos que no sirven de nada y terminan en el sótano empolvándose o estorbando.Ese dinero podría aprovecharse en algo que disfrutes,¿ no crees?. 
El secreto está en la mente, y hoy te vamos a enseñar 6 trucos psicológicos que te podrán ayudar a que gastes menos. 
1. Realiza una pausa consciente antes de realizar un gasto.
 Cuando sientas el impulso de querer comprar algo, trata de reprimir ese impulso.Esta es una recomendación de la psicóloga April Lane Benson, PhD, autora de "Comprar o No Comprar:¿Por qué tenemos una tienda abierta y cómo parar?". 
La llama una “pausa consciente” antes de realizar la compra impulsiva. La psicóloga sugiere que borres de tu mente todo lo relacionado a esta compra, vayas a un lugar apartado de la tienda y te hagas las siguientes preguntas: 
¿Dónde lo pondré? 
¿Cómo lo pagaré? 
¿Qué pasa si espero y lo compro luego? 
¿Cómo me siento? ¿Necesito esto? 
¿Por qué estoy aquí? 
Esto te ayudará a saber si realmente necesitas comprar el artículo o servicio y si lo puedes pagar. 
2.Deja tus tarjetas en casa. 
Numerosas investigaciones demuestran que las personas están dispuestas a gastar más dinero en plástico que en efectivo.Mientras más simples sean tus formas de pago gastaras mas. El efectivo es la manera de pagar más visible y si sólo llevas cierta cantidad o sólo la necesaria gastarás menos. 
3.Date otra vuelta. 
Quizá no te des cuenta, pero lo relacionado a comprar le da gusto a tu cerebro.A medida que la dopamina invade tu cerebro, la cual hace que se sienta bien, fluye a través de las sinapsis.La euforia de comprador puede secuestrar tu mente, haciendo que compres y compres hasta cosas que no deseas ni necesitas. 
Para disminuir este efecto, la periodista Tara Parker-Pope ha sugerido qué te alejes de una posible compra y regreses al día siguiente, para averiguar si aún quieres hacer esa compra. 
Esto “eliminará la novedad de la situación y te ayudará a tomar una decisión más clara”. Explicó la periodista. 
4. No interactues mucho con el personal de ventas. 
Cuando más te relaciones con ellos, será más probable que compres algo; señaló el sitio Forbes.com. 
Esto sucede porque no quieres defraudar a esa persona que te ayudo dedicando su tiempo en averiguar tus necesidades y gustos. 
5. Pregunta a un extraño.
Un artículo en la revista Social Influence descubrió que aproximadamente el 70 % de los regalos de Navidad que se obsequian se usan con menos frecuencia de lo que las personas creen o anticipan. 
Las personas que si usan los obsequios que les regalan son sólo el 30%.Por lo tanto, si no estás seguro de si realmente necesitas obsequiar lo que piensas regalar; sería mejor que le preguntes a esa persona sí es algo que le funcione, le guste o qué piensa. 
6. Limita y reduce el número de tiendas que visitas. 
Entre más visitas a tiendas realices, más compraras, según el sitio Forbes. Puede decirse que a cada tienda diferente que entras buscando un producto, así sea el mismo, estás realizando una compra de comparación, aunque dicho producto aún no lo adquieras.
El inconveniente de realizar un "trabajo de campo", hace que probablemente sientas la necesidad de “recompensarte” por el esfuerzo de estar investigando y finalmente compres más de la cuenta.

Espero que te haya gustado este artículo de Ahorrar es posible con estos 6 métodos.
Compártelo, te lo agradecerán.

No hay comentarios:

Publicar un comentario