Cómo quitar una uña enterrada sin tener que ir al médico.

Una de las cosas mas molestas y dolorosas es tener alguna uña enterrada.Si esto te ha pasado alguna vez entenderás a la perfección lo expresado en estas líneas. 

Las cosas son verdaderamente desfavorables.
Ocurren cuando el "filo" de la uña crece sobre la piel como si la cortara poco a poco, y las personas con uñas curvadas y gruesas son más susceptibles de contraerla.Esto es increíblemente doloroso y pueden hacer que, desde el roce de las cobijas, ponerse los calcetines hasta caminar sean experiencias realmente miserables.
Y casi siempre, se requiere visitar al médico para su extracción y se necesita también una resistencia total.
El médico removerá el tejido infectado y sacará la uña efectivamente.
Luego eliminará las bacterias y hará limpieza en la herida.
Luego, usara una herramienta para meterse debajo de parte encarnada de la uña y la cortará definitivamente.
 Pero si eres alguien que afortunadamente tienes una salud relativamente buena, existe una manera de hacerlo en la comodidad de tu casa. 
IMPORTANTE:Si padeces diabetes o algún problema vascular, no debes realizar este procedimiento y deberás acudir al médico si necesitas extraer la uña encarnada. 
Comenzamos por colocar el pie en un recipiente grande o una tina con agua de sombrero mezclada con una cucharadita de sal de Epsom, que puedes conseguir en la farmacia o en una tienda de autoservicio grande.

Deberás dejar ahí el pie sumergido  durante 20 minutos al día hasta que se haya curado la infección y la piel alrededor de la uña sea flexible.
Después de eso, usa algo que pueda levantar ligeramente la uña y coloca un algodón debajo para que la uña pueda crecer fuera de la parte que molestaba y dolía.
Posteriormente, aplica una cantidad abundante de ungüento antibacteriano; Neosporín es una buen opción, luego protege el dedo con vendaje no muy apretado.
Eso sería todo, ahora sólo hay que vigilar la herida, repetir el proceso hasta que la herida se cure y finalmente se corte la uña de forma correcta. 
Para evitar las uñas encarnadas, estos son algunos consejos: 
Acudir al podólogo ante cualquier síntoma de dolor 
Cortar las uñas correctamente, el podólogo te dirá como.
Evita el exceso de sudoración mediante polvos anti-sudor y el uso de calcetines de algodón
Hazte exámenes rutinarios del pie 
Usa calzado que se ajuste correctamente a tu pie

Espero que esta información de cómo quitarse una uña enterrada te haya gustado y te resulte útil.
Comparte este artículo, te lo agradecerán. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario